Salida de playa

St. Feliu,

Las dos cuevas

Los contraluces son dignos de mención 

 

En la cercana población de St. Feliu de Guíxols se encuentran el punto de buceo de “Las dos cuevas”. Es una salida especial que realizamos esporádicamente siempre por la tarde, cuando menos buceadores nos podemos encontrar. Es un buceo apto para buceadores Advanced Diver o B2E. La profundidad máxima es de 27 metros.

Una vez preparados los equipos en el centro de buceo se cargan en una de nuestras dos furgonetas y en grupos de máximo 8 personas por cada monitor nos dirigimos a St. Feliu, a tan solo 30 minutos.

Al inicio del buceo encontramos una bajada de pequeñas rocas que se dirige directo a la entrada de la primera cueva, en los 26 metros de profundidad.

Las dos cuevas, paralelas entre ellas, son de aproximadamente unos 20 metros de largo.

En la entrada de las dos cuevas podemos encontrar gran cantidad de Madrépora amarilla (Leptopsammia pruvoti) así como varias especies de esponjas.

 

En el interior de las cuevas vamos a poder ver brótolas, escórporas, el nudibránqueo vaquita suiza, langostas, sastres, quisquillas o camarones común, ... y los extraños y poco curiosos gobios leopardo.

Es imprescindible el usos de una linterna o foco para poder disfrutar de la vida pequeña que se esconde entre grietas y agujeros.

Durante el retorno a la zona donde se realiza la parada de seguridad podemos ver ofiuras negras (Ophiocomina nigra), que solo viven en zonas con gran carga orgánica.

Es imprescindible el uso de NITROX para realizar la inmersión y así evitar entrar en descompresión rápidamente.

¿Sabías que...

 

El gobio leopardo (Thorogobius ephippiatus) dispone de aletas ventrales soldadas parcialmente entre sí para formar un embudo que sirve de ventosa y así sujetarse en paredes casi verticales.

 

Estos gobios (y son de los pocos) cuidan de sus crías. Los huevos depositados en verano en piedras, bivalvos o similares son custodiados por los machos. 

 

Debemos ser muy prudentes al querer observarlos o huyen rápidamente a esconderse en alguna grieta.