Salida de barca

Roca Muladera,

Un iceberg en medio del mar

 

Es una roca aislada a unos 50 metros del acantilado de la costa, donde la roca sobresale no más de un palmo por encima del agua. De la playa donde salimos hasta este punto de buceo hay unos 15 minutos de navegación tranquila.
El ancla de barca es lanzada en un cañón que desciende hasta los 17 metros de profundidad, pero la profundidad máxima es de 24 metros.

Roca Muladera o Roca del Moro es una roca que sobresale unos pocos centímetros sobre el nivel del mar, a unos 50 metros de un acantilado. Es una especie de iceberg de roca que hace que muchas embarcaciones de recreo embarranquen en esta piedra al no ser vista en días de muy poco oleaje.

Destacamos el descenso por medio del cabo de la embarcación que se encuentra entre dos grandes rocas que forman un cañón de unos 50 metros de largo.

Al salir del cañón nos dirigimos a la izquierda para encontrarnos con una zona en forma de herradura que nos presenta un seguido de bloques de piedra aislados en medio de un arenal. Toda la zona se encuentra cercana a los 20 metros de profundidad, llena de laga Halimeda Tuna, donde podemos ver el nudibránqueo Thuridilla Hopei o el gigante Hypselodoris picta.

 

Un paisaje muy atractivo que nos permite al finalizar el buceo permanecer a poca profundidad en el alrededor de la roca que sobresale a unos pocos centímetros del agua, pudiendo así realizar la parada de seguridad observando barracudas, llisas, sargos comunes, doradas, nubes de castañuelas y una pared umbría llena (a cientos) de los nudibránqueos Flabellina affinis y Cratena peregrina.

Durante el buceo podemos encontrar en la zona más profunda congrios y morenas de gran tamaño, así como un grupo de 3/5 ejemplares de meros juveniles de nos más de 40 cm.

En pleno verano es fácil poder ver alguna raya águila (Myliobatis aquila) descansando en el fondo.

Un buceo donde no solemos encontrar corriente.

¿Sabías que...

 

Tossa de Mar no dispone de puerto y debemos cargar la barca en la misma playa de la Mar Menuda, a escasos 20 metros de donde nos deja la furgoneta de l’Àmfora. 

 

Al ser una playa, cualquier tipo de embarcación que no sea una neumática sería casi imposible cargarla con los equipos o incluso subirse uno mismo. Las semi-rígidas son neumáticas grandes (7,5 metros de eslora) que pueden llevar cómodamente hasta 12 buceadores con sus pertinentes equipos y fáciles de acercar a la arena de la playa para subir equipos de buceo.