Salida de barca

Roca Castells

Inmersión al límite del buceo recreativo

 

Son un conjunto de rocas en un arenal a una profundidad de 40-42 metros. Son bloques aislados que son difíciles de saltar de uno al otro si no hay buena visibilidad. Buceo apto solo para niveles avanzados y con la especialidad de buceo profundo (Deep Diver). Es el punto de buceo más profundo que ofrecemos a nivele recreativo. 

Es un buceo donde debemos prestar mucha atención a nuestro ordenador de buceo, planificar bien la inmersión y controlar nuestro aire. Ideal para realizar con bibotella. Al ser un buceo constante a 40 metros el consumo es muy elevado y debemos gestionarlo bien. 

El ancla caerá cerca de la roca más grande, donde vamos a encontrar alguna red abandonada que da una visión apocaliptica del lugar. Prestaremos continuamente atención a nuestro compañero ante cualquier síntoma de Narcosis. 

Entre estos bloques podemos observar morenas y congrios de gran tamaño, grandes bancos de tres colas, ... 

Entre las algas o en las ramas de gorgonia podemos encontrar los huevos de tiburón gato (como el de la foto). En varias ocasiones también hemos tenido la suerte de encontrarnos ejemplares de tiburón gato de 70-80cm posados en el fondo. No suelen huir. 

 

Durante meses de verano también suelen ser vistos peces luna que utilizan estas rocas profundas como zona de limpieza. 

Debemos tener en cuenta que incluso el agua en pleno verano puede llegar a estar cercana a los 13ºC de media. Importante por ellos usar semi-seco o traje seco. 

En días de visibilidad muy reducida es buena idea usar un carrete con cabo guía para así posteriormente encontrar el ancla de la embarcación sin problemas y poder ascender por ella. 

No es un punto de buceo muy realizado, se debe contactar con el centro de buceo para recibir el calendario de salidas programadas. 

Usamos Roca Castells como inmersión del curso de especialidad buceo profundo (Deep Diver). 

¿Sabías que...

 

El tiburón gato (Scyliorhinus canicula) o también llamado Pintarroja es de los tiburones más pequeños del Mar Mediterráneo. 

 

Su máxima longitud es de 1 metros y unos 3 kilos de peso. 

 

Las hembras depositan hasta dos huevos al mismo tiempo durante el período de apareamiento. Los huevos permanecen dentro de cápsulas distintivas que son conocidas como “monedero de las sirenas”, y que a menudo se encuentran en costas y en bahías rocosas.