Salida de playa

Mar Menuda,

Ruta clásica derecha

El buceo que resume nuestros fondos 

 

Es posiblemente la salida que más define nuestra zona y una de las más realizadas y demandadas. Una inmersión muy fácil, apta para todos los niveles de buceadores titulados, donde podemos llegar hasta los 21 metros de profundidad máxima. Ideal para buceadores que les encanta el buceo relajado sin recorrer grandes distancias. El relieve de la inmersión es muy atractivo y no pasa ni un minuto sin que estemos observando alguna cosa.  

Si nunca antes has buceado en Tossa, te recomendamos esta salida como primer contacto.

El buceo transcurre entre arenales, bloques gigantes de piedra y zonas de roca precoralígena. Podemos ver gran cantidad de morenas junto a las gambas limpiadoras lysmata, algunos ejemplares de tamaño medio de congrios que se esconden en grietas, sargos breados, sargos comunes, bancos enormes de mojarras, bancos de salpas, lisas, doradas, dentones pequeños, pulpos, escórporas, algún ejemplar de bogavante, … así como para buceadores que les gusta la vida pequeña, podemos ver cipreas, camarón fantasma, gambita periclímenes, cangrejo araña, mini-centollas, gran variedad de nudibranqueos,

 

pequeños hermitaños que en su concha aún no han colocado anémonas, ... un buceo que agrada a todo el mundo y posiblemente unos de los TOP10 mejores de la Costa Brava.

A nosotros nos encanta el buceo de detalles y este punto de buceo cumple con excelente su función. Mediante sus pizarras submarinas los monitores de l’Àmfora te irán facilitando información de algunas especies o sus comportamientos.

¿Sabías que...

 

Tossa de Mar es uno de los mejores sitios de la Costa brava para poder observar caballitos de Mar. Podemos ver de color amarillo, rojo, marrón, negros, .... dependiendo de su localización varían de color a su voluntad. No siempre se dejan ver, pero nuestros monitores son expertos en encontrarlos y localizar nuevos ejemplares, ¡muchas horas de trabajo previo a las guiadas!

 

Todos los que vemos en Tossa son de la especie Hypocampus guttulatus,  son considerados uno de los más bonitos de fotografiar/observar  por su cresta al estilo casco romano.