Salida de playa

Mar Menuda,

Les barres

Con buen consumo podemos explorar 

 

Es una extensión de la “Mar Menuda ruta izquierda”, donde nos dirigimos a una barras paralelas entre ellas y donde la profundidad máxima es de 23 metros. Al final de la última barra empieza una gran pradería de Posidonia. Buceo fácil apto para todos los niveles pero para buceadores con buen consumo.

Es la zona más lejana de rocas que podemos encontrar una vez realizamos la “Ruta clásica izquierda”. Es un buceo que siempre nos aporta sorpresas muy agradables.

La zona en cuestión son dos barras paralelas entre ellas donde podemos ver gran cantidad de morenas, así como nubes de castañuelas que recubren las piedras cubiertas de la alga Halimeda Tuna.

Si el consumo es bueno, al finalizar la zona de barras de piedra, nos adentramos en una gran pradera de Posidonia, donde les gusta descansar a las rayas látigo o también conocidas como chuchos (Dasyatis pastinaca).

Es una zona poco frecuentada por buceadores y que usamos para ejercicios de orientación en el curso Advanced Diver.

 

El mejor momento para visitar Les barres es en verano, y se suele ir con grupos pequeños por cada guía.

Los bogavantes eligen con asiduedad esta zona para esconderse en algún agujero o cuevecita que defienden con sus pinzas sobredimensionadas ante cualquier intruso o un simple observador, como nosotros.

Durante el retorno hacía la playa, nos entretenemos en la zona de poca profundidad, buscando alguna gambita periclímenes, cangrejos araña, centollitas, ...

¿Sabías que...

 

Podemos ver dos especies diferentes de peces voladores (Rubia o pez borracho) en nuestros arenales de Tossa, el de la foto el Trigloporus lastoviza o el Dactylopterus volitans, de tamaño mayor y cuerpo más plano y ancho. 

 

Los mejores meses para observarlos son de septiembre a diciembre. 

 

Al verlo en el fondo parece que camine con unas patitas, que realmente son son los radios de sus aletas pectorales que utiliza para detectar comida.