Salida de barca

La llosa dels Pics,

Una inmersión muy desconocida por los buceadores

 

Cercano a Roca Muladera se encuentra esta plataforma de piedra a tan solo 10 metros de profundidad donde sobresalen unas torres de piedra hasta los 5 metros. Las laderas de esta plataforma nos permiten descender hasta los 25 metros de profundidad. Buceo muy fácil apto para todos los niveles.

Es un buceo ideal para gente con poca experiencia, ya que sólo lanzarnos de la embarcación vamos a poder ver el fondo a pocos metros de nosotros y no hay nunca corriente.

No hace falta descender por el cabo de la embarcación, simplemente vaciaremos nuestro chaleco y nos dirigiremos a la plataforma, cubierta de abundantes esponjas y gorgonias rojas y blancas. Es un buceo con mucha luz, especialmente al principio.

Un gran banco de mojarras no da la bienvenida, así como pequeñas morenas y pulpos.

Al descender por un lateral de la llosa nos encontramos en una pequeña pradera de Posidonia que separa otra roca de la que podremos disfrutar de su pared umbría de unos 12 metros de altura. Podemos intentar encontrar pequeños nudibránqueos o platelmintos, muy asiduos a esta zona. Destacamos el nudibránqueo Platydoris argo.

 

En la parte más profunda podremos encontrar morenas ya de mayor tamaño y escórporas de casi 50 cm (Scorpaena scrofa).

Durante la vuelta a la zona menos profunda nos podemos detener unos pocos minutos para buscar caballitos de mar (Hippocampus guttulatus).

La parada de seguridad se realiza en la misma zona donde nos hemos dejado caer lentamente pero sin tener que estar agarrados a ningún sitio.

Es un buceo muy fácil y divertido, que nos permite buceos largos sin estar pendientes de la descompresión. Ideal para buceadores que les gusta la vida pequeña: gambitas periclímenes transparentes, azules y marrones, gambita verde de la Posidonia, ...

 

¿Sabías que...

 

La gorgonia sarmentosa (Leptogorgia sarmentosa) coloniza paredes de piedra en fondos superiores a los 10 metros de profundidad. 

 

Esta especie gorgonias esta en retroceso en nuestra zona, en parte debido a su delicado esqueleto flexible que no soporta los impactos de las aletas de buceadores con poca flotabilidad. 

 

Sólo en zonas poco transcurridas por buceadores, estos cnidarios colonizan y aumentan de tamaño o individuos. Debemos prestar mucha atención a nuestra flotabilidad para no dañar los fondos.