Salida de playa

L'Illa, Perduts

El buceo más lejano saliendo de playa 

 

El nombre del punto de buceo es una invención de los monitores de nuestro centro de buceo y su origen es por la facilidad para desorientarse y perderse en estas rocas, especialmente los días con visibilidad reducida. La titulación mínima para acceder a este punto de buceo es Advanced Diver o B2E y la especialidad de buceador NITROX.

Es el buceo más lejano que ofrecemos saliendo de playa y posiblemente uno de los más bonitos si el día es el acertado. Es el lugar ideal para observar los peces luna (a principios de verano), especialmente en su momento de llegada al litoral y donde buscan las zonas de limpieza para desparasitarse tranquilamente de pequeños crustáceos que se han pegado a su piel. Hemos llegado a observar hasta 10 individuos juntos a tan solo pocos metros de nosotros, algunos de ellos de más de 1,5 mts de diámetro.

Para realizar “Perduts” es imprescindible bucear con dos botellas, una de ellas colgada de un lateral (botella de aluminio muy ligera) y de una capacidad de 5,7 litros, llamada “Stage” o con bibotella (2X12 litros).

La profundidad máxima es de 31 metros, pero la cota media es elevada y por ello básico bucear con NITROX para no entrar en largas descompresiones.

 

El consumo del buzo va a ser elevado, por la profundidad media, es por eso que las botellas adicionales (stage) nos son vitales para poder volver sin tener que correr. La duración del buceo suele estar cercano a los 70 minutos.

Durante el recorrido podemos observar brótolas, un gran bogavante, langostas, escórporas grandes, peces de St. Pedro (incluso 5/6 en un solo buceo), congrios, morenas, corvinas, el nudibránqueo gigante Hypselodoris picta, meros de tamaño medio, dentones muy grandes, … y muchas veces, alguna sorpresa como una raya volando tranquilamente o un atún gigante.

¿Sabías que...

 

Los peces luna (Mola mola) pueden llegar a medir 3 metros de diámetro y pesar 200 kilos, aunque los que podemos ver en Tossa de Mar suelen ser mucho más pequeños. El cerebro de un pez luna pesa sólo 4 gramos. 

 

Las hembras pueden llegar a poner 3 millones de huevos por puesta, más que ningún otro vertebrado conocido.

 

No tiene valor comercial ya que su carne es venenosa.